METODOLOGÍA

Se debe propiciar una práctica pedagógica que privilegie la participación activa y cooperativa de los estudiantes. En este sentido, el trabajo en el aula se caracteriza principalmente por lo siguiente:

  • La creación de un clima afectivo que fomente una relación de empatía y de respeto mutuo
  • El empleo de estrategias que favorezcan el desarrollo de los procesos cognitivos, el fortalecimiento de las relaciones democráticas, el respeto hacia los demás y a las normas de convivencia, y que permitan la práctica consciente de los deberes y derechos.
  • La participación activa de los estudiantes en el proceso de su aprendizaje, que favorezca progresivamente tanto la responsabilidad como la autonomía, y que contribuya a la valoración del apoyo mutuo y el desarrollo de actitudes favorables para aprender a convivir.